HISTORIA DEL KENDO

Existe una serie de hechos fundamentales que no pueden ser olvidados cuando nos referimos a la historia del Kendo.

El primer punto importante es el nacimiento de la espada japonesa. La espada japonesa que aparece a mediados del siglo XI (mediados de la Era Heian [794-1185]) tenía una hoja ligeramente arqueada con una arista longitudinal llamada shinogi. Su modelo original fue utilizado posiblemente por una tribu especializada en el uso de la caballería en las batallas en el norte de Japón durante el siglo IX. Desde entonces esta espada sería utilizada por los samurai y la tecnología en su producción avanzaría de forma muy rápida durante la primera parte del período gobernado por ellos mismos (finales de la Era Kamakura, en el siglo XIII). De esta forma, no es una exageración afirmar que tanto las técnicas del uso de la espada con shinogi (las que producirían la expresión shinogi-wo-kezuru), como la espada japonesa son ambos productos originarios de Japón.
Después de la Guerra Onin, que tuvo lugar en la segunda mitad de la Era Muromachi (1392-1573), Japón se vio sumido en la anarquía por cientos de años, tiempo durante el cual se establecieron muchas escuelas de kenjutsu. En 1543 las armas de fuego fueron introducidas al país a través de Tanegashima, isla ubicada al sur de Japón. La espada japonesa era producida utilizando el método de fundición tatarafuki, proceso que utiliza arena de hierro de alta calidad que se obtiene del lecho de los ríos. Sin embargo, en poco tiempo grandes cantidades de armas de fuego se comenzaron a construir utilizando este tipo especial de arena de hierro y el mismo método de fundición utilizado para fabricar espadas. Como resultado de lo anterior el estilo de batalla con grandes y pesadas protecciones que había permanecido en el tiempo hasta entonces cambió de forma drástica, dando paso a un estilo de batalla mucho más ligero que se caracterizaba por ser mano a mano. La experiencia en combate permitió el desarrollo y especialización de la forja de espadas, como también el establecimiento de más y mejores técnicas y habilidades en el uso de la espada que han sido transmitidas en el tiempo hasta el día de hoy a través de varias escuelas, como por ejemplo la escuela Shinkake-ryu y la escuela Itto-ryu.
Desde el comienzo de la Era Edo (1603-1867), Japón comenzó a experimentar un período de relativa paz. Durante este tiempo, las técnicas de Ken (espada japonesa) sufrieron la transformación desde técnicas para asesinar a técnicas para el desarrollo personal a través de conceptos tales como katsunin-ken, los que incluían no solo teorías sobre las fortalezas del uso de la espada, sino que también poseían conceptos del disciplinado estilo de vida samurai. Estas ideas fueron compiladas en una serie de libros que versaban sobre el arte de la guerra a comienzos de la Era Edo. A modo de ejemplo se pueden nombrar: “Heiho Kadensho” de Yagyu Munenori; “Fudochi Shinmyoroku” del monje Takuan, obra que representa una interpretación escrita de “Ken to Zen” (Espada y Zen), libro escrito por Yagyu Munenori para Tokugawa Iemitsu, tercer shogun del gobierno Tokugawa; y “Gorin-no-sho” (El Libro de los Cinco Anillos) de Miyamoto Musashi. Fueron muchos más los libros y teorías que se publicaron durante mediados y finales de la Era Edo, varios de los cuales se han convertido en clásicos y continúan influenciando a una gran cantidad de practicantes de Kendo en la actualidad.
El propósito de estas publicaciones era transmitir al samurai el cómo vivir más allá de la muerte, por lo que estas enseñanzas debían aplicarse en la vida diaria. El samurai estudiaba estos libros de forma constante, llevando una vida austera, cultivando su mente y siempre entregados al perfeccionamiento del bujutsu, lo que les permitiría diferenciar entre el bien y el mal, y también aprendiendo que en tiempos de necesidad ellos debían estar listos y dispuestos a sacrificar su vida por el han (clan) o su señor feudal. En términos contemporáneos, ellos trabajaban como burócratas y como soldados. El espíritu del bushido que se desarrolló durante esta época fue influenciado por los 246 años de paz del período Tokugawa. Aun después del colapso del sistema feudal, el espíritu del bushido se mantiene vivo en la mente de los japoneses.
Por otro lado, a medida que transcurrían los años de paz y mientras que el kenjutsu desarrollaba nuevas técnicas de Ken creadas a partir de habilidades con la espada en escenarios de batallas reales, Naganuma Shirozaemon-Kunisato de la escuela Jiki-shikake-ryu desarrolló una nueva base para las técnicas de Ken. Durante la Era Shotoku (1711-1715) Naganuma desarrolló el kendo-gu (equipamiento de protección) y estableció un método de entrenamiento que utilizaba el shinai (espada de bambú). Esto representa el origen directo de la disciplina contemporánea del Kendo. A partir de entonces, durante la Era Horeki (1751-1764) Nakanishi Chuzo-kotake de la escuela Itto-ryu comenzó un nuevo método de entrenamiento utilizando un men (protección para la cabeza) de hierro y un kendo-gu hecho de bambú, protecciones que se convertirían en muy poco tiempo en el equipamiento básico de muchas escuelas.   En la Era Kansei (1789-1801) se popularizaron las competencias interescuela y los samurai viajaban más allá de sus provincias buscando oponentes más fuertes que les permitieran mejorar sus propias habilidades.
Durante la segunda mitad de la Era Edo (principios del siglo XIX) aparecieron nuevos tipos de equipamiento, tales como el yotsuwari shinai (espada de bambú de cuatro piezas). Este nuevo shinai era mucho más elástico y duradero que su predecesor, el fukuro shinai (cuyo significado literal es espada de bambú envuelta), al cual pronto habría de sustituir. También se agregó el do (protector de torso) el cual estaba reforzado con cuero y una cubierta de laca. En este período tres dojos que ganaron popularidad pasaron a ser conocidos como “Los Tres Grandes Dojos de Edo”. Estos eran: Genbukan, encabezado por Chiba Shusaku; Renpeikan liderado por Saito Yakuro; y Shigakkan, dirigido por Momoi Shunzo. Chiba Shusaku intentó sistematizar las waza (técnicas) del entrenamiento con la espada de bambú al establecer las “Sesenta y ocho Técnicas de Kenjutsu”, las que fueron clasificadas de acuerdo a los puntos donde se golpeaba al oponente.  Algunas técnicas como oikomi-men y suriage-men y muchas otras que fueron nombradas por Chiba Shusaku se mantienen vigentes hasta el día de hoy.
Después de la Restauración Meiji de 1868, la clase samurai fue disuelta y se prohibió el porte de espadas, lo que trajo consigo que muchos samurai perdieran sus trabajos y con ello se produjo un drástico declive del kenjutsu.  El Conflicto de Seinan ocurrido en el año 10 de la Era Meiji (1877) fue un infructuoso movimiento de resistencia de un grupo de samurai contra el Gobierno Central, movimiento que pareció indicar una recuperación del kenjutsu, especialmente dentro de la Policía Metropolitana de Tokio. En el año 28 de la Era Meiji (1895) se estableció el Nippon Butoku Kai, organización nacional encargada de promover el bujutsu, incluido el kenjutsu. Luego, en 1899 fue publicado “Bushido” en inglés, obra que fue considerada como la compilación del pensamiento y filosofía samurai, y que tuvo una influencia más allá de las fronteras de Japón.
En el primer año de la Era Taisho (1912) se establecieron los Dai-Nippon Teikoku Kendo Kata (posteriormente nombrados Nippon Kendo Kata), hecho del que es importante resaltar la utilización de la palabra Kendo.   La creación de los Kendo Kata entregó la oportunidad de unificar varias escuelas, las que a su vez pudieron enseñar a nuevas generaciones las técnicas y el espíritu de la espada japonesa, corrigiendo el uso inadecuado de las manos producido por el entrenamiento con espadas de bambú, y también se corrigieron los golpes imprecisos que no eran realizados de forma correcta con respecto al oponente.  Se creía que el shinai (espada de bambú) debía ser tratado como una alternativa a la espada japonesa.  Luego, en el año 8 de la era Taisho (1919), Nishikubo Hiromachi consolidó los objetivos originales del bu (en otras palabras, el samurai) dentro de los nombres de Budo y Kendo ya que éstos últimos cumplían con los primeros.
Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, la práctica del Kendo fue suspendida por un tiempo bajo la Ocupación de las Fuerzas Aliadas en Japón. Sin embargo, en 1952, cuando se estableció la All Japan Kendo Federation, la práctica del Kendo logró resucitar. Actualmente, el Kendo juega un papel muy importante en la educación escolar y es también muy popular entre jóvenes y adultos, hombres y mujeres por igual. Son varios millones de practicantes de todas las edades los que actualmente participan en sesiones regulares de Keiko (entrenamiento de Kendo).
Más aún, el Kendo ha logrado concitar el interés al rededor del mundo y son cada vez más los practicantes extranjeros los que se unen al mundo del Kendo. La Federación Internacional de Kendo (FIK por su sigla en inglés) fue establecida en 1970 y el primer Campeonato Mundial de Kendo (WKC por su sigla en inglés) tuvo lugar en el Nippon Budokan ese mismo año. Este campeonato se realiza cada tres años y el último Campeonato Mundial de Kendo (14WKC) se realizó en Brasil en el año 2009.

Fuente: http://www.kendo-fik.org/english-page/english-page2/brief-history-of-kendo.htm
Traducido por Patricio Patiño para Nihon Kendo Chile.

Share